Creo que las canciones merecen una segunda oportunidad para ser regaladas, escuchadas o simplemente darles la oportunidad de tener un significado diferente al que alguna vez les dimos… Creo que esta canción siempre sera especial para mi.

"Todas las lagrimas que lloraste se desvanecerán y estaré a tu lado cuando ellos vengan a decir adiós. Viviremos para encontrar otro día."

Me cargan los lunes y también los viernes, son los días más largos de mi semana, siempre hay cosas infinitas por hacer, por ejemplo mañana, o más bien hoy.

Hay cosas que me hubiera gustado que fueran diferentes pero mi realidad es esta, pura rutina y una responsabilidad absurda. En el fondo sólo me gustaría viajar y conocer lugares nuevos sin preocupaciones.

A pesar de todo, aún guardo algo de melancolía. Evito pensar, evito sentir y me niego a los recuerdos, no se cuanto más me dure esta fortaleza absurda. A veces siento pena y unos enormes deseos de llorar, pero ya no me caen lagrimas tal vez porque decidí transformar mi corazón en una piedra. Parece que todo sentimiento bueno se murió, tampoco me interesa ser una buena persona ni sentir amor por nadie, ni siquiera por mis cercanos. No se, decidí ser indiferente contra el mundo, no me interesa que quieran conocerme o que la gente me regale una simpatía de mierda.